ILICA.png
 

ILICA está formado por un equipo multidisciplinar, integrado por tres profesionales tituladas que utilizan todas las herramientas adquiridas en su recorrido formativo para poder ofrecer intervenciones eficaces. Se tiene en cuenta el bienestar de los animales que participen en las sesiones, por encima de todo. En este equipo nos encontramos:

EQUIPO HUMANO

Patricia Sabio González
Licenciada en psicología humana especializada en el campo de la terapia asistida, con años de experiencia en las intervenciones con animales
Alicia Carmona Herrera
Técnico deportivo de equitación, educadora canina, educadora equina y técnico de  terapia asistida con animales.
María Brea Gómez
Integradora social con una larga experiencia trabajando en programas que fomentan el bienestar en la infancia 
 

NUESTRA FILOSOFÍA

Cada una de nosotras ha tenido un recorrido diferente, pero por separado nos hemos encontrado diferentes tipos de terapia en los que el fin justifica los medios o nos hemos encontrado animales que realmente, según nuestro criterio, pensamos que no querían estar allí durante las intervenciones. Aún así, somos conscientes del gran potencial que tienen  los animales para el bienestar de nuestra salud mental, pero pensamos que los humanos nos hemos agarrado a ese gran potencial de los animales y los hemos terminado utilizando como meras herramientas, en lugar de darles la importancia y los derechos que merecen como seres sintientes. Porque amamos a los animales y queremos reivindicar sus capacidades morales, y la importancia de un bienestar animal en las intervenciones asistidas. Le hemos dado una vuelta a la forma de hacer terapia con animales y hemos desarrollado nuestro propio método en el que contempla al animal como un terapeuta más en las intervenciones, capaz de decidir sobre el desarrollo de la sesión y sobre todo sobre él mismo, decidiendo si quiere o no participar. Los pilares de nuestra filosofía son:

equipo multidisciplinar

 grupos inclusivos de animales

libre interacción

más allá del perro y el caballo

 decisión de los animales sobre la terapia

animales con referencia moral

 

INTERVENCIÓN ASISTIDA

El proceso comenzará con una primera cita de toma de contacto en el centro de intervención. En esta conoceremos a los usuarios que quieran realizar este tipo de intervención, enseñaremos el centro y presentaremos a nuestros animales, explicaremos en persona nuestro método de hacer terapia.

Después de conocernos y conocer un poco acerca de las necesidades de cada persona, elaboramos una entrevista personalizada que realizaremos en el centro de intervenciones. Con ello recogeremos más información para desarrollar el protocolo de acción. 

Una vez conocemos a fondo a cada individuo y tenemos información suficiente para poder ofrecer una terapia de calidad, encontramos varias opciones de sesiones:

  • Sesiones individuales

  • Sesiones grupales

 

EQUIPO ANIMAL

Cada uno de nuestros animales nos ha ido legando su historia, después de sufrir una tenencia irrespetuosa por parte de los humanos: unos llegaron como el capricho de alguna familia que pensaron que los seres vivos se pueden regalar como un juguete, sin pensar en que los animales crecen y tienen necesidades; otros fueron abandonados a su suerte y otros llegaron después de dejar atrás situaciones de maltrato que marcaron sus recuerdos. Todos ellos llegaron aquí para empezar una nueva vida dejando atrás los miedos y malos recuerdos con el ser humano de su pasado, y poco a poco con nuestra ayuda y la ayuda de nuestros propios animales se fueron integrando en esta gran familia. Cuando estaban adaptados, ayudaban a adaptarse y  a curar sus heridas a los nuevos que iban llegando, porque ellos sabían lo que era empezar una nueva vida dejando atrás su pasado. Porque... ¿quién mejor para empatizar con una situación que aquel que ya la ha vivido?...

Y estos mismos animales, que un día fueron ayudados por nosotros y por sus propios compañeros, hoy día son los que ayudan a superar sus trabas a las personas que llegan para trabajar con nosotras. Porque son animales que saben lo que es salir de una mala situación y empezar una nueva vida, además de tener en cuenta que son animales gregarios y morales, que miran por el bienestar del grupo. A demás han conocido el camino para superar sus propios miedos y tienen herramientas que ofrecer a las personas con las que trabajen y lo más importante, tienen una referencia ética de ayudar de los animales y personas que les han ayudado a ellos. Por eso, nuestras terapias se basan en la libre intervención de animales que no se ven obligados a ayudar pero tienen un sistema ético que les lleva a hacerlo para cumplir una especie de cadena de favores, y conseguir la estabilidad y bienestar de los individuos de los grupos en los que se encuentre.

ZULEMA: ( 19 años)
Ella llego cuando era joven y con muchos miedos después de haber intentado domarla a la fuerza y no conseguir hacer nada con ella porque era una yegua con mucho carácter y que no entiende el dicho de que la letra con sangre entra.  Y ahora, después de enseñarle que no todos los seres humanos somos tan malos ella nos ayuda con las terapias y con trabajos de concienciación para hacer ver al mundo que domar un caballo no es cuestión de fuerza sino de paciencia.
CALÉ: ( 20 años) 
El llegó despues de haber vivido en el patio de una casa con niños, lo enganchaban a un carro y hacían con el lo que querían, por lo que terminó un poco cansado de todo el mundo. Eran un poni que no se expresaba porque los humanos nunca escucharon sus sugerencias de si queria o no hacer algo. Ahora siempre tiene su espacio y puede tomar sus propias decisiones, a veces nos ayuda con trabajos de concienciación de tenencia respetuosa de animales y en las terapias en las que decide intervenir.
MANCHÁ: ( 8 años)
Es hija de Calé y lleva toda su vida con nosotros, tiene una personalidad muy peculiar y ha ayudado a adaptarse a otros animales, Zulema la adoptó como un madre y ha aprendido muchas cosas de ella, como por ejemplo esa referencia ética de ayudar por el bienestar del grupo. Nos ayuda a veces en terapia y nos ayuda a impartir la educación equina infantil.
CANDELA: ( 9 años) 
Ella vino a nosotros muy jovencita con solo 1 añito y medio estaba muy delgada y con algunos miedos, Zulema la acogio como a una hija y hoy día son inseparables. Es una yegua muy sensible y un poco asustadiza ( en parte por la pérdida de visión que tiene en un ojo). Candela tiene una gran sensibilidad aunque un caracter fuerte también y nos ayuda en clases de equitación comunicativa y en algunas terapias. 
NIKI: ( 7 años)
Llegó aquí porque su anterior familia la cogió de pequeñita y vivía en patio, cuando creció se dieron cuenta que ella tenia otras necesidades y la trajo a nosotros para que pudiera vivir feliz. Al principio era miedosa, pero después de pasar tantas cosas juntas... como una herida de la que tubo que recuperarse dutrante 2 meses en casa en los que al principio dormía con ella en el salón para asegurarme de que estaba bien,  se dio cuenta que yo nunca le haría daño. Y hasta el día de hoy ella me ha demostrado lo increíble que pueden ser otros animales como las aves ya que cuando llegó nunca antes había tenido una relación tan bonita con una pata.
VILMA: (5 años)
Con ella me topé por casualidad cuando volvía de camino a casa que me la encontré en medio de la carretera( casi la atropello a la señora), me baje la aparte del camino y la deje en un pradito verde pensando que quizá su casa estaba cerca y se había escapado, pero no me quedé muy tranquila pensando en que si se volvía a colocar en medio la atropellarían porque yo di un frenazo ¿pero cuántos muchos no lo darían por una gallina?... entonces no muy conforme con la decisión de dejarla allí fuí a casa que estaba a unos 10min del lugar cogí un trozo de pan y cuando volví..¡ estaba otra vez en el medio de la carretera! Entonces baje llamé a las personas de alrededor pregunté si era de por allí cerca o si sabían y viendo que nadie sabia nada de ella me puse a echarle pan y a llamarla a ver si tenia suerte aunque ella cada vez se alejaba más...y cansada me senté  (pensando que iba a ser imposible cogerla) y me puse a hablarle diciéndole que si quería podía venir a casa conmigo que yo tenia otra patita y que iba a estar en el campo no en ninguna jaula... y todavía no se porqué se acerco y la cogí, como si la conociera de toda la vida y vino tranquilamente en el coche sentada conmigo , como si fuera un gatillo, y hasta hoy.
LUKA: ( 5 años)
Llegó aquí porque con su anterior familia vivía en unos 43 o 4 metros cuadrados en una cocina cosa que no era ideal ni para ella ni ara su familia, fue un capricho de los hijos que cuando creció no sabían como gestionar. Ella se tiró casi un año que era un animal muy miedosa y que necesitaba muchisimo espacio por parte de los humanos, pero su visión hacia nosotros cambió cuando un gato entró por la noche a su recinto y le hizo una heridas en el cuello que nosotros encontramos al día siguiente, llevamos al veterinario y curaron ( no eran muy graves pero necesitaba reposo) y entonces la tuvimos en casa entre nosotros y Mai, una buena amiga que le dio tanto cariño y cuidados como nosotros y fue entonces cuando se dió cuenta que nosotros solo queriamos ayudarla y cambió bastante su caracter, de echo ahora es la más cariñosa de las patas que tenemos.
PEPA: ( 8 años) 
Pepa llegó porque vivía en una granja-escuela de un muchacho que conocíamos pero por problemas personales tenia que cerrar la y quería que sus cerditas fueran a un buen lugar y no terminaran para carne (Pepa vino con una compañera que por desgracia murió de un infarto después de llevar 2 año con nosotros). Pepa y su compañera llegaron desorientadas, y deprimidas porque echaban de menos su antiguo hogar, se tiraron una semana que no querían comer como dejandose morir y apesar de que en ese momento me daban bastante miedo las cerditas por lo fuertes que las veía, decidí que no iba a dejarlas morir y les hacia papilla que les daba para abrirles el apetito todos los días y pasaba mucho tiempo con ellas para que vieran que este iba a ser su nuevo hogar. Y a los pocos días cambió su actitud  agresiva hacía mi ( que para ellas era quien las arranco de su casa) y se dieron cuenta que no les iba a hacer nada malo. De echo gracias a ellas me hice vegetariana y a Pepa le debo muchas cosas entre ellas demostrarme la capacidad de amar y de razonar que tienen todos los animales, no solo los perros y los caballos. 
PIPI: ( 5 años)
Ella llegó  una navidad embarazada( un año después de perder a la Popa , la compañera de Pepa) y se quedó con nosotros porque permanecía a un hombre que no tubo control de sus dos cerditos que tenía en el patio de su casa y la familia le aumentó demasiado rápido. Y tras la presión de los vecinos nos llamó desesperado que iba a tener que llevarla a matadero preñada y todo porque no sabía que hacer con ella. Y nosotros ya que Pepa había pasado el duelo, y realmente no queríamos que viviera sin compañía, la trajimos a casa. A los meses tubo a sus bebés hasta que crecieron y les buscamos una familia responsable para ellos. Todavía es un poco asustadiza y necesita sus tiempos y su espacio, pero a nosotros no nos falta paciencia.
NOCILLA: ( 3 años)
Su antigua vida era en una nave oscura llena de cientos de cobayas, y de ella en concreto se iban a desprender dejándola en la basura, entonces vimos la situación y la trajimos a casa. Ella leva relativamente poco con nosotros y sigue teniendo bastantes miedos y sólo se deja ver con aquellos que saben guardar la paz en su recinto. Ahora ella vive feliz con las gallinas y las patas con las que comparte recinto, y se esconde en sus escondites, dejándose ver sólo  cuando quiere. 
YUBA, GORA, CLEO,LIMA Y MENTA: ( 1,5 años )
Esta tropa llegó porque un hombre que se dedicaba a los huevos quería dejar de tener gallinas y nos preguntó si queríamos alguna que iba a llevarlas a la carne porque no sabía que hacer con ellas, ¡¡nos daba 25 gallinas !!.. pero qué íbamos a hacer con tantas, dónde las metíamos... le pedimos al hombre que nos diera unos días que nosotros nos quedábamos con algunas pero que no podíamos meter a todas por el bienestar de los que ya teníamos, pero que no queríamos que ese fuera su final... Entonces estuvimos hablando con varias personas y al final se les encontró dueño a las otra 20.Y nosotros nos quedamos con estas 5, que acostumbradas a vivir en jaulas en una nave se tiraron 2 días revolcando se en la tierra y tomando el sol para celebrar su nueva vida.
CAREY: ( 5 años) 
Conocí a Carey porque la madre de una conocida tuvo un cambio de situación y no podía seguir teniendo a sus caballos (entre ellos a él) y quería que quedarán en buenas manos en lugar de venderlo y que terminara sufriendo el trato que tienen desgraciadamente los muchos caballos . Me pidió que me quedara al menos con uno de ellos. Yo que mi intención se alejaba de tener un potro de 3 años (cuando me lo comentó), dije que el potro no me lo iba a quedar que me iba a quedar con otro de los que tenia, ella insistía en que me quedará con ese porque era un buen caballo y seguro lo destinaran a la competición, cosa que ella no quería. Dos días antes de ir a ver el que se suponía que me iba a quedar , me mandó un video de Carey diciéndome que me quedará con él que era precioso y que a sus 3 años estaba salvaje de estar a campo. En ese momento yo me planteé la opción de empezar de cero con un caballo que había tenido buena infancia, y al final fui a verlos a los dos y me quedé prendada de Carey, aunque no pude acercarme a menos de 10 metros había algo en su mirada que me llamaba. Y al final me decidí quedar con él. Después de decidirlo y tener ganas de tenerlo en casa tuve que esperar 9 meses a que llegaran sus papeles, sin verlo ni saber de él. Y por fin a los 9 meses pude ir por él, que llegó muy flaco porque necesitaba un dentista y una desparasitación. Al parecer no le hicieron mucho, pero la verdad es que lo poco que trabajaran de la forma tradicional  le ha creado muchos miedos, y cuando llegó se defendía de forma un poco agresiva, pero después de un año de coger peso y confianza conmigo hemos empezado la doma con él, y es un caballo muy inteligente y sensible. Curiosamente no deja acercarse a mucha gente , pero muestra un increíble interés por personas que están pasando por un mal momento,  niños o gente que él siente que necesitan ayuda.   
SPIRIT: ( 5 años)
Llegó desde Huelva porque su familia quería que recibiera una doma de forma respetuosa y lo trajeron hasta aquí para que le enseñáramos la doma básica porque su dueña es una niña pequeña y querían que fuese un caballo de confianza. Desde la pandemia a economía ha bajado mucho y sus dueños nos comentaron que además de no encontrar un sitio en el que viviera con sus compañeros en las mismas condiciones en las que vive aquí, no podían pagar mantenerlo allí y al final está aquí con nosotros .
ELVIS: ( 2 años)
Él hace honor a su nombre porque le encanta cantar y lo hace a todas horas, y justamente eso es lo que hizo que su antiguo dueño tuviera que traerlo con nosotros porque estaba al lado de un bloque de pisos y  los vecinos no paraban de quejarse de sus cantos.
RUBIA, TORMENTA, : ( 5 años)
Nuestras cabras y ovejas llegaron de bebes porque a veces ( aunque no es común) los pastores tienen cabras que tienen 2 o 3 bebés y ellas mismas rechazan a uno de ellos para poder alimentar y sacar a delante a la mayoría posible, entonces estos pastores a los que los chotos o borregos se los pagan a una miseria no se pueden parar a darles biberón o llevarlos al veterinario, porque al final no les saldría rentable. Por eso nosotros mediante avisos de los pastores que conocemos hemos ido acogiendo a estos bebés , y ahora tenemos un buen grupillo.